27.11.2021

Argentina se queda sin autos chicos y baratos: por qué es difícil encontrar un modelo a menos de $2 millones

Argentina se queda sin autos chicos y baratos: por qué es difícil encontrar un modelo a menos de $2 millones
La última noticia fue la discontinuación del Renault Kwid, que se suma a una lista de vehículos económicos que ya quedaron fuera del mercado
Por Guillermina Fossati
16.10.2021 07.30hs Autos

Encontrar un auto chico y barato ya es una misión imposible en el mercado local, no solamente porque los precios se dispararon y el más económico promedia los $1.700.000, sino porque muchas marcas decidieron discontinuar sus productos.

En general, los modelos más económicos que se venden en la Argentina son importados de Brasil y algunos pocos de marcas chinas, pero con las restricciones de dólares que están teniendo las automotrices para operar, sumado a la falta de semiconductores a nivel global, que afecta la producción, la oferta está, día a día, más complicada.

En este contexto, muchas marcas empezaron a rearmar el portfolio de productos que se encuentra en los concesionarios locales, y los 0km más chicos y económicos, o algunas versiones ellos, resultaron los más afectados. Esto viene de la mano de decisiones globales de las marcas de dejar de fabricar ciertos autos, como sucede con algunas firmas como Nissan y Ford.

La consecuencia: hoy muchas de las automotrices más masivas carecen de propuestas de entrada de gama, y para acceder a un 0km, hay que pensar en invertir más de 2 millones de pesos.

Dados de baja

Una de las noticias más recientes sobre la discontinuación de un modelo ha sido la del Renault Kwid. Este auto llegó para reemplazar al Clio Mio que se producía a nivel local, y era la entrada de gama a la marca del rombo. Por las trabas a las importaciones, se decidió sacarlo de la oferta, priorizando otros productos más rentables y demandados como Duster y Duster Oroch (que tampoco hay).

Renault Kwid, el último discontinuado.
Renault Kwid, el último discontinuado.

Los datos de patentamientos del Kwid ya anticipaban la crisis: acumula una baja de 47% entre enero-septiembre de este año. De esta manera, el Sandero y Logan, fabricados en la planta de Córdoba, pasaron a ser los vehículos más accesibles de la automotriz.

Lo cierto es que tampoco la entrega de estos hatch y sedán están aseguradas: las marcas deben priorizar los compromisos de compradores mediante plan de ahorro, y hoy existe una larga lista de espera en esta categoría, de modo que ni siquiera estas propuestas están en los concesionarios oficiales para venta directa, o hay que esperar un largo tiempo.

Mientras tanto, Renault concentra su atención en los modelos locales, entre ellos la pick up Alaskan, que comenzó a exportarse; y el utilitario Kangoo, que se encuentra entre los 10 modelos más vendidos de septiembre, un dato bastante inédito para la categoría.

Fiat Mobi, otro discontinuado.
Fiat Mobi, otro discontinuado.

Otra de las marcas que tuvo que cambiar la estrategia de ventas es Fiat. En este caso, hace ya varios meses se dejó de ofrecer el Mobi y el Argo para venta directa, y solo se está cumpliendo con las entregas por plan de ahorro, aunque también están demoradas.

Los dos modelos se fabrican en Brasil, y el primero siempre ha sido uno de los autos más baratos del mercado. Los números dan cuenta de la situación: el Mobi cae 67% en ventas y el Argo ni siquiera figura entre los 50 autos más vendidos del mercado.

Como reemplazo, la marca supo poner en práctica una buena estrategia: el modelo de entrada de gama es el Cronos, el cual sumó una versión de entrada de gama más económica y hay entrega sin demoras. De esta forma, el vehículo fabricado en Córdoba incrementará en 2021 la producción de 33.000 a 70.000 unidades.

Por último, otra marca que ofrece una propuesta atractiva en el segmento de entrada de gama es Chevrolet, con el Onix Joy. En este caso, hay demoras en las entregas y también se prioriza cumplir con los planes de ahorro. Lo mismo sucede con el Onix, el más equipado. La consecuencia: las ventas caen un 40% en 2021.

Los discontinuados

Junto a las marcas que tienen trabas para importar, se encuentran aquellas que cambiaron sus estrategias y directamente discontinuaron sus ofertas en el segmento de entrada de gama.

Una de las más llamativas ha sido la de Ford, con el Ka, que no se fabrica más en Brasil. Era un auto muy demandado y con un alto nivel de público que lo compraba, tanto nuevo como usado, pero se discontinuó. En su lugar no hay ningún producto, incluso Ford ya había tomado la misma decisión con el Fiesta y Focus, los dos modelos que se encontraban en escalones por encima del más chico.

Ford Ka, el más vendido que se discontinuó.
Ford Ka, el más vendido que se discontinuó.

Volkswagen, por su parte, también dejó de producir el Up! en Brasil, uno de los modelos de entrada de gama, el cual solo sigue existiendo en una versión eléctrica.

En su lugar, la marca sigue apostando al viejo Gol, que crece en ventas, y ya con un precio más elevado tanto el Polo como el Virtus, un hatch y sedán para el segmento B más equipados.

Por su parte Nissan, es otra de las marcas que cambió su estrategia: tanto el March como el Versa V-Drive, dos modelos de entrada de gama, desaparecieron de su porfolio de productos. En su lugar no hay una propuesta económica, sino que el modelo de entrada de gama pasó a ser el Versa importado de México, con un mayor precio.

Los que ganan

Ante la falta de oferta de modelos importados de Brasil, de bajo precio y de entrada de gama, los ganadores son los autos producidos en Argentina: por un lado el Cronos, el número uno en patentamientos del mercado, y el Peugeot 208, que se fabrica en El Palomar, provincia de Buenos Aires.

Peugeot 208, fabricado en El Palomar.
Peugeot 208, fabricado en El Palomar.

Este modelo, que siempre se ubicó en la categoría B más Premium, está entre los 10 autos más vendidos del mercado, y la marca anunció un incremento de su producción para satisfacer la demanda.

En cuanto a las entregas, faltan algunas versiones (los precios de la tope de gama están muy similares para que no los alcance el impuesto interno) y como consecuencia, ahí es donde más atractivo hay de parte de la gente por hacerse con esas unidades.

Otro que está muy bien posicionado es el Toyota Etios, que si bien en la marca tienen como estandarizada una demora de 90 días en la entrega, está entre los autos más baratos y vendidos del mercado.

¿Por qué se discontinúan?

Si bien el segmento de entrada de gama ha sido siempre el más atractivo para las marcas, como puerta de entra de nuevos clientes, el mercado fue sumando nuevos modelos que fueron copando a la demanda.

El primer caso son los SUV, que hay de todo tamaño y precio, para seducir a los consumidores. Por otro lado las pick ups, desde las más chicas como la Fiat Strada, una de las más vendidas y económicas del mercado, hasta las medianas o full size.

Este cambio de tendencia ha hecho que las marcas prioricen otros modelos a la hora de armar su oferta de productos, especialmente en un momento donde tienen amplias restricciones para comprar al exterior y se anticipan más cierres en los cupos para el acceso de modelos importados. "Los próximos meses serán peores", aseguraron altas fuentes del sector.