Si vas a correr y querés cansarte menos o aumentar tu motivación, estas 6 técnicas te van a ayudar

Si vas a correr y querés cansarte menos o aumentar tu motivación, estas 6 técnicas te van a ayudar
Correr es una actividad física que tiene numerosos beneficios y es fácil de poner en práctica. Pero muchas veces cuesta convertirlo en un hábito
Por iProfesional
23.09.2021 20.22hs Recreo

Correr puede hacerte perder peso, tener una buena salud cardiovascular y hasta estar de mejor humor. Pero para conseguir todo eso, primero tenés que decidirte a empezar y  continuar haciéndolo.

Hacer deporte cuesta, no se puede negar. Pero a veces el problema del sedentarismo no está tanto en comenzar una actividad física como en volverla un hábito constante.

Decidir que vas a moverte más, comprar ropa deportiva y salir un día a la calle a correr es algo que prácticamente todo el mundo ha probado alguna vez. Pero después ahí se quedan las intenciones.

Si están en ese momento a punto de abandonar, antes de dejar atrás todos los beneficios que el running tiene para tu cuerpo, prestá mucha atención.

Ciertos factores en tu práctica pueden estar favoreciendo el cansancio en exceso, las lesiones o la apatía.

Para contrastar esto, y lograr que no tirés la toalla, Business Insider publica algunas técnicas recopiladas por Live Science que podés usar al correr para reducir la fatiga y aumentar la motivación.

Para motivarte más, podés salir a correr escuchando música, siempre atenta a tu alrededor

1- Cómo correr más tiempo sin cansarte

Puede que no lo sepas, pero los músculos tienen dos tipos de fibras: contracción rápida y lenta.

Las fibras de contracción rápida se utilizan para movimientos grandes y potentes durante un tiempo breve, como esprintar. Mientras que las de contracción lenta se utilizan durante carreras de larga distancia, ya que pueden durar mucho tiempo antes de que se fatiguen.

Dependiendo del tipo de carrera que hagas, trabajarás las fibras del músculo esquelético de manera diferente.

Si quieres correr más por más tiempo, el medio aconseja concentrarte en potenciar tus fibras de contracción lenta. Una forma de hacerlo puede ser añadiendo entrenamiento de fuerza.

2- Aprendé a respirar para reducir la sensación de ahogo

Los corredores novatos suelen quedarse sin respiración al correr. Una sensación que desmotiva y hace que te tengas que detener.

Si te ocurre puede ser porque el ritmo es demasiado elevado para tu capacidad, por lo que quizá deberías probar a bajarlo.

Pero también podría deberse a que estás respirando mal.

Cuando realizás una respiración abdominal tomas más oxígeno que cuando lo hacés desde la parte superior del pecho. Al tener más oxígeno circulando por tu sangre será más fácil que este llegue en mayor cantidad a tus músculos durante la carrera con lo que se fatigarán menos.

Es decir, debés aprender a respirar con el vientre. Para saber cómo hacerlo, tirate boca arriba con una mano en el ombligo.

A medida que inhalás, expandí el abdomen y llevá más aire hacia la parte inferior de los pulmones. Tu mano debe elevarse a medida que se expande tu vientre. Mientras exhalás, contraé el abdomen y expulsá el aire para que tu mano caiga.

3- Asegurate de estar comiendo de manera correcta

Obtener los nutrientes y la energía adecuada para tu organismo también es esencial a la hora de evitar sentirse cansado o lento mientras corrés.

"La nutrición puede ser más importante que la carrera en sí, porque comer alimentos que causan inflamación o no te alimentan adecuadamente te dejará agotado", explica la nutricionista Amanda Brooks.

Intentá llevar una dieta basada en alimentos frescos y saludables. Ingerir proteínas será de gran ayuda para reconstruir tu músculo tras entrenar y sentirte menos dolorido. Y un poco de energía extra antes de salir a correr, a partir de "buenos" carbohidratos puede ayudarte a no desfallecer tan pronto.

Es importante mantener una postura adecuada al correr

4- No escatimes en horas de sueño

Descansar lo suficiente también es clave para garantizar que tu cuerpo se recupera por completo. Incluyendo el desgaste muscular generado por el ejercicio.

Si no dprmís lo suficiente, este proceso se verá alterado y es posible que sientas más dolor o malestar físico y no rindas bien la próxima vez que salgas a correr.

5- Llevá una velocidad y una postura adecuadas

Tu ritmo y posición al correr influirá bastante en tu resistencia.

Si pretendés correr durante un tiempo prolongado, mejor comenzá de manera suave, "a un ritmo de conversación" y después vas aumentando el trote.

En cuanto a la postura, es vital para impedir lesiones.

Según Science Live, una posición correcta al correr conlleva:

  • Mantener los ojos al frente
  • Llevar los hombros hacia atrás
  • Mantener el core activo
  • Relajar las manos
  • Usar pasos más cortos en lugar de pasos largos

6- Usá algunos trucos para motivarte más

Si más allá del agotamiento considerás que salir a correr se ha vuelto algo aburrido, algunos trucos pueden ayudarte con la motivación.

Por ejemplo, algo tan sencillo como cambiar de ruta. Si sos de los que siempre recorre el mismo parque o las mismas calles una y otra vez, es normal que te resulte pesado. Por lo que buscá un nuevo escenario con el que mantenerte distraído.

O salí a correr con música o mientras escuchás un podcast. Eso sí, cuidado con el volumen. Asegurate de que te permite estar atento a los ruidos de la calle.

Marcar un nuevo objetivo, también contribuirá a incentivar tu interés al ver si sos capaz de lograrlo.

O probá salir a correr con un amigo, tu pareja o un grupo de corredores. La ciencia ha evidenciado que hacer ejercicio con un compañero hace más fácil mantenerse comprometido y no desfallecer.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído